Cuándo es momento de dejar la silla de paseo

Esta es una pregunta que se suelen hacer todos los padres, dudando cuándo es el momento de que los niñxs dejen la silla de paseo. Pero esto no depende solo de nosotros, depende mucho de las necesidades de cada niño/a. ¡En Todo para mi bebé te traemos las claves para que sea el momento de que tu pequeño abandone su sillita!

Ventajas de la silla de paseo para bebé

Unas de las principales ventajas que ofrecen las sillas de paseo de bebé, es que presentan un peso muy ligero, siendo uno de los motivos principales para decantarse por estos modelos. A la hora de tener que utilizar el coche o el transporte público, estas son muy fáciles de plegarlas, pudiéndose llevar a todos lados.

No debemos de olvidar su gran comodidad y confort, haciendo que nuestro pequeño vaya muy a gusto en su sillita de paseo. Podrá estar atento a todo, haciendo que los paseos sean mucho más divertidos y entretenidos. ¡Se convertirá en una compañera segura y fiel en sus salidas y paseos a la calle!

Existen también las sillas evolutivas, haciendo que aparte de ir en ella sentados se puedan divertir pensando que van en bici. Cuando sean algo más mayores, estos modelos se pueden reconvertir en un perfecto triciclo. El modelo EasyTwist Kiderkraft reclinable presenta todas las características necesarias. ¡En estos modelos, todo son ventajas!

Cuándo dejar la silla de paseo

Como hemos dicho anteriormente, eso depende mucho de las necesidades del pequeño, siendo la edad ideal al cumplir los tres años. Es bueno que la silla para paseos de bebé siga en nuestras caminatas y salidas, ya que en algún momento el peque se puede cansar. ¡Hay que pensar que ellos no tienen la misma capacidad y fuerza aún!

En los viajes o las ciudades grandes donde se necesita realizar mucho recorrido, montar en transporte público o subir muchas escaleras, es aconsejable que aún se dispongan de sillas de paseos ligeras. En esas situaciones puedes montar a tu bebé en ella para que el camino o recorrido sea más cómodo para ambos.

El modelo Jackey Easywalker es fantástico para estos momentos, ya que gracias a su plegado automático facilita el confort en el viaje, haciéndolo mucho más cómodo viajar con un niñx pequeño.

Cómo fomentar la autonomía

La forma de aumentar la autonomía del pequeño, es hacerle sentir cómodo y seguro, siendo una excelente opción que cuando eche a andar, vayan cogidos de la mano, sintiéndose así más seguro. Cuando al peque se le da la mano, en muchas ocasiones no quiere, por ello, hay que buscar otras soluciones para su seguridad.

Una de las opciones que suelen funcionar muy bien, es ir con la silla de paseo abierta, ofreciéndole que se agarre en el lateral de ella. Así el peque irá solo, pero a la vez seguro y cerca de nosotros, ganado todos.

Con todas estas ideas, seguro que encuentras el lugar y momento perfecto para empezar a animar a tu hijx a que abandone la silla de paseo, pero de momento a seguir disfrutando de ella. ¡En Todo para mi bebé esperamos que te haya sido de ayuda este nuevo post, ahora a disfrutar con nuestros artículos para tu bebé!

Deja una respuesta